carla_lopez_01

CARLA LÓPEZ

Crean bolsos únicos que se convierten en pequeñas obras de arte. Su esencia es la moda pensada. Con calma, madurando cada idea, cuidando cada detalle, buscando la calidad de cada diseño. Así es el proyecto que han iniciado Carla López y Emilia Arzúa. Sus caminos se juntaron en el verano de 2012 a través de una amiga en común y desde entonces no han parado de trabajar. “Cuando terminé el proyecto de fin de carrera me presenté a un concurso y conseguí un stand en la Semana Internacional de la Moda de Madrid. Allí fue cuando decidí emprender y montar algo por mi cuenta. Quería diseñar, pero yo sola no podía, ahí fue cuando apareció Emilia, que en aquel momento estaba en paro. Nos tomamos un café y le presenté mis ideas, le encantaron”, recuerda Carla. La joven diseñadora se formó en Diseño de Moda en la EASD Mestre Mateo de Santiago y su compañera Emilia estudió Publicidad y Relaciones Públicas en Pontevedra.

Se complementan a la perfección y, juntas, tienen claro su objetivo: “queremos hacer bolsos únicos”, cuenta Carla, “hacer lo que nos gusta y vivir de ello”, añade. Con este propósito han creado la firma de bolsos Carla López. Buscaban un nombre clásico, que aportara personalidad a sus diseños, y sobre él, han ido definiendo su marca, “elegante y cuidada”, explican. “Queríamos hacer algo más artístico, no queríamos hacer lo que hace todo el mundo”, cuenta Emilia, “buscábamos un concepto diferente”. Su idea la han plasmado en la primera colección de la firma: “queríamos contraponer la forma geométrica del bolso con el volumen de los animales”, apunta Emilia, y “jugar con el espacio, los animales que entran y salen, y el césped del forro”.

Las ideas brotan a cada segundo de la cabeza de Carla: “nos inspiramos en la calle, en la decoración, en las texturas…”, explica. De su cabeza pasan al papel y sobre esos bocetos las dos juntas le dan forma hasta llegar al diseño final: “estudiamos cada boceto y hacemos que todo encaje”, apunta Carla, “es difícil conseguir que todo cuadre, pero al mismo tiempo, es lo más bonito, el proceso”. Una vez definido el diseño, la búsqueda de proveedores es, para ellas, “todo un reto”. Todos los materiales que utilizan son hechos en España: “buscamos la calidad y también el hecho de que estén cerca, de que podamos visitar los talleres, eso nos da más garantías”, explica Emilia.

Tanto en la confección como en la producción han comenzado a trabajar con pequeños talleres, así “nosotras podemos centrarnos en el diseño y en la parte más empresarial”, añaden. A la hora de emprender apuntan la falta de asesoramiento como su principal obstáculo. Pero, ahora, con el camino ya recorrido, aseguran que ha merecido la pena poner en marcha su proyecto, sobre todo, “por la cantidad de cosas que ya hemos aprendido”.

Algunas de sus piezas se han hecho hueco en el armario de la cantante Beyoncé

Por el momento han cumplido su primera meta: hacer bolsos exclusivos, diferentes, que llamen la atención. “Somos pacientes, no tenemos prisa y no queremos meter la pata”, explica Carla, “todo lo vamos haciendo con mucho cuidado”. En su taller de Ferrol ya está casi terminada su segunda colección que verá la luz a finales de este verano. “Trabajamos con nuevos materiales, con cerámica, con pieles… Si la anterior colección era para presentar quienes somos, esta es más arriesgada”, explica Emilia.

Carla López

carla lópez

Valientes y soñadoras, pero sobre todo, seguras de sí mismas y de sus ideas. Es lo que desprenden estas dos jóvenes que acaban de aterrizar de su viaje a Nueva York. Allí han ido para participar en los Independent Handbag Designer Awards y uno de sus diseños fue galardonado como el “bolso para maquillaje más irresistible”. También competían en la categoría a mejor bolso del año, con otras cuatro creaciones de todo el mundo. Aseguran que la experiencia ha sido enriquecedora: “en los concursos aprendes mucho, hay mucha gente como tú y es, además, una ayuda, aporta visibilidad y también un reconocimiento a tu trabajo”, cuenta Carla. “No queríamos que una colección tan potente pasase desapercibida”, añade Emilia. Y, no lo ha hecho, por lo menos, para la cantante Beyoncé: “una de sus estilistas vio nuestros bolsos en nuestro perfil de Instagram y después recibimos un email para pedirnos varios modelos”, cuenta Emilia. “Cuando vimos su foto no nos lo creíamos”, añade.

Su marca es cuidada y elegante y sus bolsos creativos y únicos

Sus creaciones se pueden adquirir a través de su tienda online, desde donde venden a distintos puntos del mundo y, han logrado además, que sus bolsos estén en un showroom en México y en una tienda de Nueva York. A punto de estrenar nueva colección, tienen previsto asistir a una feria en París para dar a conocer sus diseños y encontrar nuevos puntos de venta.

Con una historia que no ha hecho más que comenzar, Carla y Emilia recuerdan la famosa frase de Pablo Picasso: “la inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando”. A estas dos emprendedoras, desde luego, las ha encontrado en plena faena, pero teniendo claro que ni la inspiración ni la suerte sirven de nada si no hay mucho trabajo tras ellas.